Afonía

El término afonía proviene del griego: a (“sin”) y phonos (“sonido”). Se trata de un concepto médico utilizado para referirse a la incapacidad de hablar o a la falta de voz. Es considerado como algo más grave que la disfonía (un trastorno cualitativo o cuantitativo de la fonación por causas orgánicas o funcionales).

CAUSAS

Enfermedades del aparato respiratorio: laringitis, faringitis, amigdalitis (anginas), tos persistente, alergias, nódulos, etc.

Malos usos de la voz: forzar demasiado la voz, como una manera de mostrar enfado, lloros prolongados (sobre todo en niños).

Ingestión de  productos tóxicos e irritables: fumar, ingerir alcohol, productos abrasivos, u objetos extraños.

Manipulaciones de la laringe: una causa bastante usual de la afonía es la ruptura del nervio laríngeo recurrente, que se encarga de dirigir casi todos los músculos de la laringe. Este nervio puede ser dañado tras una cirugía (como una operación de tiroides) o por un tumor.

Causas nerviosas: llamada afonía funcional o psicogénica, que se manifiesta en enfermos con problemas psicológicos. Al realizar una exploración de la laringe de los afectados, se comprueba que las cuerdas vocales no pueden juntarse o separarse durante el habla. En cambio, pueden hacerlo sin problemas al momento de toser. El tratamiento para la afonía funcional consiste en la ayuda psicológica y en los consejos de un foniatra o patólogo del habla.

Frío excesivo

TRATAMIENTO

Una afonía que perdure más de 3 o 4 días requiere la atención de un especialista para que diagnostique las causas reales del problema.

Fuente: botanical-online.com-definicion.de

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: