Normativa

Legislación educativa y alumnos con necesidades educativas especiales.

a. Constitución de 1978, en su artículo 49, encomienda a los poderes públicos la realización de una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración a favor de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que debe prestar la atención especializada que requieren y amparar para el disfrute de los derechos que su título I reconoce a todos los ciudadanos.

b. Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los Minusválidos, donde se establace los principios de normalización y sectorización de los servicios, integración y atención individualizada que han de presidir las actuaciones de las instituciones públicas.

c. Real Decreto 334/1985, de 6 de marzo, de Ordenaciónde la Educación Especial, donde se establecieron las medidas de ordenación y planificación tendentes a la progresiva transformación del sistema educativo con objeto de garantizar que los alumnos con necesidades educativas especiales puedan alcanzar, en el máximo grado posible, los objetivos educativos establecidos con carácter general y conseguir de esta forma una mayor calidad de vida en los ámbitos personal, social y laboral.

d. Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo, que introduce cambios tan significativos como la ampliación de la educación básica y obligatoria hasta los 16 años; la reordenación de todo el sistema educativo en nuevas etapas y niveles; la introducción del principio de comprensividad, compatible con una progresiva diversificación; el fomento de una formación personalizada que propicia la educación integral, atendiendo a la diversidad de capacidades, intereses y motivaciones de los alumnos. Respecto a la educación de los alumnos con necesidades educativas especiales, la LOGSE consagra los principios introducidos por la Ley de Integración Social de los Minusválidos y recogidos en el Real Decreto 334/1985; y establece que el sistema educativo dispondrá de los recursos necesarios para que los acnees, temporales o permanentes, puedan alcanzar, dentro del mismo sistema, los objetivos establecidos con carácter general para todos los alumnos. Destacan los artículos 36 y 37.

e. Real Decreto 696/1995, de 28 de abril, de ordenación de la educación de los alumnos con necesidades educativas especiales, que regula los aspectos relativos a la ordenación, la palnificación de recursos y la organización de la atención educativa a los alumnos con necesidades educativas especiales temporales o permanentes cuyo origen puede atribuirse, fundamentalmente, a la historia educativa y escolar de los alumnos, a condiciones personales de sobredotación intelectual o a condiciones igualmente personales de discapacidad sensorial, motora o psíquica.

f. Orden de 14 de febrero de 1996 por la que se regula el procedimiento para la realización de la evaluación psicopedagógica y el dictamen de escolarización y se establecen los  criterios para la escolarización de los alumnos con necesidades educativas especiales.

g. Orden de 24 de abril de 1996 por la que se regulan las condiciones y el procedimiento para flexibilizar, con carácter excepcional, la duración del periodo de escolarización obligatoria de los alumnos con necesidades educativas especiales asociadas a condiciones personales de sobredotación intelectual.

h. Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de  la Educación. En el Título I se redefine la estructura del Sistema Educativo en sus diversos niveles y etapas. En el capítulo VII del Título I se presta especial atención a los alumnos extranjeros, a los alumnos superdotados intelectualmente y a los alumnos con necesidades educativas especiales, estableciendo un marco general que permita a las administraciones educativas garantizar una adecuada respuesta educativa a las circunstancias y necesidades que en estos alumnos concurren.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: